Notas:

3.9.15

LA SOPA DE PIEDRAS

No auiendo que comer en vna venta, vn passagero se dexó dezir, que él haría vn guisado de piedras; dixo la Ventera, que se holgaría mucho de saber tal curiosidad: pidió él vnas piedras, y lauólas, luego pidió azeyte para freírlas, diéronsele. Luego pidió cebollas, ajos, cominos, especias, y vnos hueuos, con su sal, y pimienta, y hizo vn guisado, que, arrojando las piedras, se le comió.

Maxime Chevalier. Cuentos folklóricos