Notas:

2.9.15

POLITICASTROS Y GITANERIA

No tengo nada personal contra los políticos y los gitanos, pero cuanto más lejos se encuentren de donde yo estoy, mejor. Evito el trato y los negocios con ellos.

Los políticos pervierten y ensucian nuestra vida y hacienda con la excusa de la democracia, y las elecciones, sino votas, dicen, eres un "fuera de la ley", un peligroso sospechoso, como si esto de pagar impuestos fuese algo que sólo ocurre en la democracia o el ejercicio del derecho a la queja solamente se puede ejercer si has ido a votar. Qué troleros.

Los gitanos son el complemente perfecto de los políticos. Unos y otros campan a sus anchas viviendo de nuestro trabajo.

Lejos, lejos los quiero de donde yo estoy.