Notas:

30.10.15

LA VARA DE MEDIR

Ayer decidí dejar esa maldita obsesión,
esa loca obsesión de medir el tiempo
en todo y para todo.
Locura colectiva entre los pueblos,
entre padres e hijos,
conocidos y desconocidos.
Maldita obsesión colectiva
de querer controlarlo todo.
Una noche no se mide con programas de radio,
se mide con lo que dura una pena.
Un día no se mide con soles ni lunas,
se  mide con risas y bombones.
Una vida no se mide con años,
se mide con vivencias y caricias.
Un amor no se mide con regalos,
se mide con pasiones y respeto,
con hijos y con besos... muchos besos.
"La vara de medir"
Antonio Campos