Notas:

1.4.16

LA VIRTUD Y LA PERFECCIÓN

Hemos alcanzado tal grado de virtuosismo y perfección en España que ya da lo mismo tener gobierno que no tenerlo, que tenga funciones o carezca de ellas, que exista mayoría absoluta, simple o minoria mayoritaria, que tengamos elecciones o no las tengamos, o que las repitan 12 meses en un año, que nos gobierne un dictador o una cuádriga de partidos. A mí particularmente todo eso me da igual, me resbala. 
¿Qué Rariano se quiere quedar de presidente el resto de su vida? Pues que se quede coño, no le quiteis ese gusto.
¿Qué vienen en su troncomovil, los Picapiedra Pedro y Pablo? Pues que vengan y que roben todo lo que puedan y más, que están en su derecho y ahora es su turno.
¿Qué tenemos pocos políticos? Pues que haya más y cuanto más pringados mejor.
¿Que gastamos poco? Pues que no decaiga la fiesta y que siga la diversión, que aquí podemos con todo.
Al fin y a la postre a la hora de elegir entre lo que tuvimos, lo que tenemos, o cualquiera de estas otras opciones, es todo la misma cosa, dado el grado de progreso y esplendor que hemos alcanzado.