Notas:

6.2.17

NO SE JUZGA MAS. SE JUZGA MENOS. EL PACTO DEL SILENCIO

Cuánta pérdida de tiempo, cuánto teatro. Da la impresión que no existe más tema de conversación (ahora que parece que ya respiramos más tranquilos y el mundo no se ha acabado con lo de Trump) que el juicio que hoy empieza contra esos honorables chorizos catalanes de cuyo nombre no quiero acordarme. ¿Por qué tanta bulla cuando se juzga a un chorizo catalán y tanto silencio cuando el chorizo es de otra parte de España? Como no sea el aire de los Pirineos, no sé qué otra cosa puede ser, al fin y al cabo el chorizo, chorizo es.

Por la murga que unos y otros nos dan podría pensarse que el juicio de hoy es realmente eso "un juicio". Pero nada más lejos de la realidad. Lo tienen todo atado y bien atado y de lo que se trata es de representar una farsa, fingir que se va juzgar a Mas (o menos). Los medios de desinformación buscan carnaza y sensacionalismo que para eso cobran la subvención, pero hartos están de saber que el asunto se quedará en nada. 

Todo se reduce a un contrato de silencio en el que hay a dos partes: 

- El (des) gobierno de Madrid, que como buen fabricante de chorizos necesita la fabrica catalana para seguir pagando la cláusula/chantaje contractual del silencio, no sea que vayan meter en la cárcel a Arturito Mas (o menos) y luego empiecen desde Cataluña a contar o decir cosas que no debían ser contadas ni dichas. 

- El (des) gobierno de la generalidad, que para mantener la boca cerrada hacen uso de esa extorsión y chantaje al (des) gobierno de turno para que desde Madrid siga financiando el golpe de estado mientras que con la otra mano se reparten el 3%, el 30% ó el 300% en comisiones.

Todo lo tienen pactado en la letra pequeña del contrato.