Notas:

7.3.17

LA GUERRA CIVIL DENTRO DE LA GUERRA CIVIL

Que comunistas y anarquistas han perdido definitivamente la chaveta es un hecho que ya nadie discute. Tanto se han esforzado invocando y ensalzando la memoria histórica de Zp y de Rajoy que se han quedado sin riego sanguíneo y con el cerebro más seco que una castaña pilonga.

Sin embargo la historia es la que es y todos enmudecen como putas sobre esa parte de la guerra civil que hubo dentro de la guerra civil entre comunistas y anarquistas. Se han matado entre ellos a cientos y a miles, haciendo el trabajo que Franco pretendía.  Es este un episodio que no conviene airear demasiado ni por unos ni por otros. La soberbia les impide reconocer que perdieron la guerra civil sobre todo por los enfrentamientos, las venganzas, los crimenes y los desquites que hubo y hay entre ellos, aunque traten de aparentar otra cosa como buenos panfletarios que son.

La pasada semana pudimos ver la última película pornográfica subrrealista sobre este asunto en la que el comunista sabelotodo Pablo Iglesias defendía nada más y nada menos que al anarquista Puig Antich. Ver para creer, el indecente comunista Pablo Iglesias alabando y vitoreando a un anarquista que ya es fiambre. No sé si esperaba resucitarlo para afiliarlo a Podemos o nombrarlo portacoz parlamentario. El caso es que este hecho me ha resultado tan asqueroso y repugnante que aun hoy, cuando lo recuerdo, me produce arcadas.